fbpx

¿Cómo elegir la piedra preciosa ideal para tu anillo de compromiso? en solo 4 pasos.

El anillo de compromiso debería ser una sorpresa. Pero el encargado o encargada de regalarlo no puede hacerlo al azar, ni dejarse llevar por opiniones que nada tengan que ver con la naturaleza de la novia. Está bien contar con los profesionales y en personas cercanas, pero hay mucho más en lo que profundizar. Porque esta pieza debe ser única, ya que, en principio, podría acompañar durante toda la vida a la susodicha, además de representar un momento clave de la historia de amor.

Para ello, sigue leyendo y averigua cómo elegir la piedra preciosa de tu anillo de compromiso en solo 5 pasos.

1. El presupuesto es clave

2. No olvidar la personalidad

3. Determinar la resistencia

4. Tener en cuenta el significado

1. El presupuesto es clave

Uno de los principales aspectos que le recomendamos considerar a los novios antes de comenzar con todos los preparativos del matrimonio es el presupuesto. La razón de ello es evitar irrealidades y mala organización de la boda. Lo mismo ocurre para la elección del anillo de compromiso. Es necesario plantearse cuánto dinero se destinará a este obsequio que será el inicio de toda la historia.

2. No olvidar la personalidad

Si vas a unirte en matrimonio con la persona indicada, seguro que conoces sus gustos y los pequeños detalles que hacen especial su mundo, aquellas pequeñas cosas que la hacen completamente irresistible. ¿Por qué olvidar todo esto en su anillo de boda? No compres un anillo de compromiso con una piedra demasiado sencilla u ostentosa si la persona que lo va a llevar no comulga con ese estilo. Busca la sencillez si tu pareja no siente especial predilección por las joyas; echa el resto si tienes medios para hacerte con una piedra impresionante si para ella es realmente importante.

3. Determinar la resistencia

Aunque la belleza de la piedra es realmente significativa a la hora de elegir la ganadora, la resistencia no lo es menos. De hecho, podría ser incluso más importante si quieres que permanezca intacta durante toda la vida, o que haya muy poco riesgo de que se estropee con el paso de los años. Los arañazos y la suciedad pueden desbaratarla para siempre, por lo que no debes descuidar este aspecto, siempre que sea posible. Para ello, es necesario saber un poco más sobre este mundo tan complejo de las piedras preciosas y los minerales, empezando por la forma de medir la resistencia y todo lo que pueden ofrecer los resultados.

4. Tener en cuenta el significado

Dentro del vasto campo de los significados, el diamante, lujo máximo que solo puede ser rayado con otros diamantes, representa la perfección, la voluntad, el triunfo, la firmeza y la rectitud, además de elevar la energía física. El zafiro, mostrado como una azul y enigmática fuente de pureza, posee el título de “piedra del éxito, de la verdad y de la sabiduría” y, a diferencia del diamante, eleva la conciencia. Por su parte, el rubí, rojo y poderoso en cuanto a presencia, es la piedra de la confianza y la inteligencia, y simboliza la descendencia, trae suerte en el amor, aleja la tristeza y reprime la lujuria; una joya, nunca mejor dicho. Y la esmeralda, verde y adalid de la esperanza, representa la abundancia, proporciona equilibrio y paciencia; además de sus efectos sobre la salud, purifica el espíritu y aleja las fuerzas negativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola, soy Nataly
¿En qué puedo ayudarte?